En un entorno cada vez más competitivo y globalizado, las empresas necesitan disponer de una ventaja que actúe como elemento diferenciador del resto de sus competidores. En este aspecto los ERP permiten una integración total de la empresa, ya sea grande o pequeña, proporcionando una gestión conjunta de cada una de sus partes y optimizando su rendimiento global.

¿Qué son los ERP?

Los ERP (Enterprise Resource Planning) son sistemas que centralizan los datos de los diferentes departamentos de la empresa, permitiendo optimizar y gestionar los recursos de ésta de manera más efectiva. Así, la información de las diferentes áreas -finanzas, recursos humanos, logística…- está centralizada bajo un mismo software, permitiendo una mejor gestión de la estrategia empresarial.

corte4

 

¿Qué ventajas proporciona un ERP a la empresa?

Eliminación de duplicidades y mejora de la productividad de los empleados

Los datos de la empresa se comparten en tiempo real, suprimiendo la barrera de información existente entre los distintos departamentos, eliminando así la información redundante. Todo ello permite una mejor gestión de la información y simplificación de las operaciones, y como consecuencia, una mejora en la productividad de los empleados.

Mejora de la comunicación interna y de la toma de decisiones

Con un sistema ERP la integración de los departamentos es total, por lo que la comunicación interdepartamental es inmediata. Además, la información en tiempo real de la situación empresarial y la posibilidad de disponer de todos los datos en una misma pantalla, facilitará la toma de decisiones y la resolución de los posibles problemas.

Integración con los miembros de la cadena de valor

Estos sistemas no sólo permiten la integración con los distintos departamentos, sino que facilitan la integración total con proveedores y clientes.
Respecto a los clientes, los ERP proporcionan un total seguimiento de todo el proceso de compra. Además, a través de una base de datos, la empresa puede mejorar la comunicación con sus clientes, permitiendo una respuesta ágil ante sus problemas y ajustando la oferta a sus necesidades. Por otro lado, la empresa podrá realizar una segmentación, con el objetivo de desarrollar campañas de marketing que se ajusten a clientes específicos.

Incremento del control y seguridad

Los ERP facilitan el control del producto desde su proceso de fabricación hasta su entrega al cliente, así como toda la gestión y funcionamiento de la empresa.
Por otro lado, la empresa estará debidamente protegida, tanto del posible robo de información, dado que existirán distintos niveles de acceso o autorización a la misma, como de la posible pérdida de la información, puesto que ésta estará centralizada y se realizarán copias de seguridad con el objetivo de prevenir posibles pérdidas.

Gestión de las necesidades

Los sistemas de ERP son modulares por lo que si tu empresa tiene necesidades específicas, podrán desarrollarse módulos concretos, permitiendo una total adaptabilidad a cada uno de los casos, así como a posibles necesidades futuras.

Menores costes

Una mayor eficiencia en la gestión empresarial a través de todas las ventajas vistas anteriormente, permitirá un ahorro de costes a la empresa.
Además, si se opta por un ERP de software libre, se verán eliminados los altos costes de licencia que tienen los ERP de software  propietario.

En definitiva, la implantación de un ERP en la empresa permite una serie de mejoras en la gestión y una reducción de costes que tendrán un efecto positivo en los beneficios de la empresa a medio plazo, mejorando su competitividad en el mercado y funcionando como motor de crecimiento de la organización.