web

Resulta de suma importancia para toda empresa tener su propio sitio web. Muchos piensan que deben tenerlo por simple presencia empresarial en internet. Esto es una terrible equivocación, pues se trata de una herramienta que te puede diferenciar de tu competencia si sabes cómo gestionarla correctamente, pero si únicamente piensas que debes tener una web porque es algo que tiene la mayoría, no le vas a prestar la suficiente atención y por tanto no te va a servir de nada.

Para todos aquellos que estéis convencidos de tener un sitio web porque os puede ayudar a posicionar vuestra empresa e implementar vuestra línea de negocio, aquí os dejamos una serie de aspectos imprescindibles a tener en cuenta:

  1. Usabilidad: debemos diseñar la web de tal forma que el acceso a la información sea sencillo y claro para el usuario que navega por ella. Así evitaremos posibles confusiones y dificultades de manejo a nuestros visitantes.

  2. Rapidez: tenemos que ser capaces de que el sitio se pueda cargar de manera casi instantánea (no más de 4 segundos). Por ejemplo las páginas con imágenes sin optimizar hacen que tarde mucho en cargar, por lo que el usuario no va a esperar y seguramente lo abandone antes de acceder a ninguna información.

  3. Contenidos interesantes y gratuitos: tendrás un mayor éxito si ofreces información valiosa y útil. Es una forma de atraer a visitantes y, posteriormente, poder mantenerlos (fidelizarlos).

  4. Utilización de social media: Facebook, twitter, youtube… son herramientas básicas de interacción con tu público, aprovéchalas y sácales el máximo partido. Además podrás utilizarlas para comercializar tus productos y/o servicios, realizar promociones, encuestas… y ¡todo lo que imagines para darle vida a tu negocio!.

  5. Mantener el sitio web actualizado: la realización de cambios frecuentes, ya sean en el diseño de la web o la incorporación de nuevos contenidos, le crea al cliente la idea de que la web es valiosa y le anima a visitarla con más asiduidad.